UN PROCESADO EN CHUY POR TRÁFICO DE ARMAS

Indagado inicialmente por violencia domestica, poseía un arma de fuego y varios envoltorios de una sustancia vegetal con apariencia a marihuana.

             Ante llamado por posible hecho de violencia doméstica, se concurrió a una finca sita en Barrio Samuel, ubicando en las inmediaciones de la vivienda a una persona del sexo femenino, la que había mantenido un incidente con su ex pareja, un hombre de 29 años, quien había ingresado por la fuerza a su domicilio.

            Fue enterada la Sra. Fiscal del Caso que dispuso diversas diligencias.

            En primera instancia, la Justicia dispuso prohibición de acercamiento y comunicación por cualquier medio por 180 días en un radio de 200 metros del indagado hacia la víctima, retiro del hogar del mismo con prestación de garantías.

            Al acompañar a la denunciante a su finca, se constató que el denunciado se encontraba en el interior de la misma, dándose a la fuga por los fondos, iniciándose una persecución por varios techos de viviendas cercanas. En determinado momento, se rompe la chapa por la que corría el fugitivo, cayendo éste al piso, siendo posteriormente detenido.

            Efectuada una inspección en sus pertenencias, se constató que portaba un arma de fuego calibre 38, marca S&W, con 5 cartuchos útiles y uno detonado, así como tres envoltorios con una sustancia vegetal con apariencia a marihuana.

            Se prosiguieron las actuaciones, y posteriormente se pudo constatar que el arma incautada figuraba como hurtada en Jefatura de Policía de Montevideo.

            Finalizada la audiencia de formalización e instancias posteriores, la Justicia dispuso la condena de D.F.D.S.F., como “autor responsable de un delito de tráfico interno, fabricación ilegal de armas de fuego, municiones, explosivos, y otros materiales relacionados, previsto en el Art. 9 de la Ley 19247, y de un delito de receptación, a la pena de siete meses de prisión”.